¿Cómo podemos afrontar el estrés laboral? (Parte III)6 minutos de lectura

respeta-los-tiempos-de-descanso

Este es el último de los tres artículos dedicados a cómo podemos afrontar el estrés laboral. Y, continuando con el post anterior, vamos a ver ahora algunas pautas más para librarnos del estrés en el trabajo.

Pautas para prevenir y gestionar el estrés laboral

Cuida tus condiciones de trabajo

riesgos-laborales

Trabajar en un entorno físico inadecuado puede ser un motivo de estrés laboral. Si tus condiciones de trabajo son peligrosas o muy incómodas, busca cómo mejorarlas:

  • Asesórate sobre los riesgos laborales relativos a tu puesto de trabajo y de cómo puedes hacerlo más seguro.
  • En caso de que estés empleado en una organización, habla con tus superiores o con el encargado de la seguridad laboral para resolver el problema.

Planifica tu trabajo

Trabajar de manera ordenada y bien planificada aumenta nuestra eficiencia y evita situaciones que nos pueden crear estrés laboral.

como-planificar-el-trabajo
  • Como ya vimos, utilizar la agenda y crear listas de tareas son dos herramientas que nos pueden ayudar a tener un sistema de trabajo mejor estructurado y a mantener la jornada bajo control.
  • Evita la “multitarea”. Realizar diferentes tareas al mismo tiempo te causará sensación de descontrol. En cambio, si realizas las tareas de una en una estarás más concentrado y relajado.
  • No evites las tareas más difíciles o complejas, ni las dejes para última hora. Cuanto antes las termines, mayor será tu sensación de realización personal y de tranquilidad. Procrastinar es una fuente de estrés.

Aprende a delegar

estrés-en-el-trabajo

En ocasiones, aunque estemos desbordados de trabajo, nos cuesta delegar tareas en otras personas. Y esto puede ocurrir por distintos motivos:

Pensamos que nuestros compañeros no harán el trabajo exactamente como a nosotros nos gustaría; no confiamos en ellos; no queremos sobrecargarlos con demasiadas tareas; tenemos miedo a perder el control del trabajo, etc.

  • Acepta que saber asumir responsabilidades es igual de importante que saber cederlas. Aunque no todas las tareas se pueden delegar, no es posible llevar a cabo grandes proyectos sin la ayuda de otras personas.
delegar-tareas
  • Si pretendes avanzar en tu carrera profesional o dedicarte a proyectos de mayor envergadura, es necesario que dejes en manos de tus compañeros las tareas más secundarias para poder asumir otras funciones más importantes.
  • Acepta que no existe una única manera de hacer las cosas. Confiar en tus compañeros te permitirá descubrir que existen otros métodos, igual o más eficaces que los tuyos, para realizar las tareas.
  • Difunde tus conocimientos. Enseña a los aprendices a desenvolverse en más funciones. Así, cuando te ausentes, el trabajo se podrá seguir llevando a cabo.

Marca objetivos razonables

como-marcar-objetivos

La exigencia, en un grado moderado, es una cualidad positiva porque nos ayuda a progresar. Pero, cuando una persona es demasiado exigente consigo misma, es posible que esta cualidad se vuelva en su contra.

Marcar metas demasiado altas supone un motivo importante de estrés, tanto en el trabajo como en otros ámbitos de la vida, ya que nos mantiene bajo un estado de presión constante.

  • Marca objetivos realistas, alcanzables y que puedan medirse de manera objetiva.
marcar-objetivos
  • Mantén la calma. Esfuérzate por conseguir los objetivos que te propones, pero hazlo con paciencia y sin obsesionarte por las tareas pendientes.
  • Celebra tus logros. Es importante saber valorar nuestro propio trabajo y sentirnos orgullosos cuando alcanzamos las metas que nos proponemos. Esto aumenta nuestra autoestima, nuestra confianza y nuestra motivación para seguir creciendo.
  • Habla con los jefes y compañeros de trabajo para planificar las metas de manera conjunta y establecer expectativas realistas.

Respeta los tiempos de descanso

afrontar-estres-en-el-trabajo

Al contrario de lo que pueda parecer, descansar no es una pérdida de tiempo. Realizar pequeñas pausas durante la jornada laboral nos permite relajarnos y recargar energías. Evitando así la aparición del estrés laboral y mejorando nuestro rendimiento.

  • Si en algún momento te sientes saturado o sobrepasado por las prisas, toma un pequeño descanso. Respirar y calmarte te ayudará a recuperar el control de la situación.
  • Si trabajas por tu cuenta y no tienes un horario definido, prográmate pequeños periodos de descanso y respétalos. Desconecta aunque solamente se trate de 10 minutos a media mañana y a media tarde.
estrés-laboral
  • La hora de la comida es un buen momento para relajarse y recargar pilas. Así que, no te la saltes ni trabajes mientras estás comiendo. Evita también comer en la mesa de trabajo, así tu mente podrá desconectar.
  • En caso de que tu trabajo requiera de un gran esfuerzo físico, aprovecha las pausas para sentarte y descansar.
  • Si, por el contrario, tu trabajo es muy sedentario, aprovecha los descansos para caminar y estirar el cuerpo.

Mantén una buena relación laboral con tus compañeros

clima-laboral

Generalmente, pasamos la mayor parte del día en el entorno de trabajo. Y, mantener una buena relación con los compañeros es un aspecto importante para que las jornadas de trabajo sean agradables.

Además, un clima laboral positivo aumentará nuestra motivación y nuestra productividad.

  • Comunícate de manera amable.
  • Escucha y respeta las opiniones de los demás.
  • Sé comprensivo con los errores.
  • Evita extender los rumores que circulan en el trabajo sobre otros compañeros.
  • Mantén una actitud asertiva frente a los situaciones conflictivas.
  • Evita realizar críticas destructivas sobre el trabajo de los demás.
  • Valora el éxito de tus compañeros.

Cuida tu salud

Mantener un buen estado de salud es una manera de protegernos frente al estrés. En cambio, si no mantenemos unos hábitos de vida saludables estaremos contribuyendo a que empeore la situación.

cómo-prevenir-el-estrés
  • Mantén una alimentación saludable.
  • Realiza ejercicio físico de forma habitual.
  • Respeta los horarios de sueño.
  • No abuses de los estimulantes como el café.
  • Practica técnicas de relajación.

Desconecta fuera del trabajo

El estrés laboral no se produce solamente dentro del horario de trabajo. Es habitual que las preocupaciones del trabajo nos persigan durante nuestro tiempo libre, creándonos tensión y nerviosismo.

gestion-del-estres-laboral
  • Antes de salir del trabajo, anótate los asuntos que han quedado pendientes. Así podrás irte a casa con la tranquilidad de que los retomarás al día siguiente.
  • No te lleves el trabajo a casa. Y, si lo haces, marca un tiempo concreto para realizarlo.
  • Desconecta tus dispositivos móviles fuera del horario laboral. Apaga el móvil del trabajo o desactiva los mensajes y las notificaciones.
  • Si puedes, utiliza herramientas de “respuestas automáticas” cuando desconectes tus dispositivos. Así, tus clientes seguirán obteniendo respuestas por tu parte.
  • Planifica y anota las actividades de tu vida personal también en tu agenda. Así te asegurarás que les dedicas un tiempo determinado de tu día a día.

Podemos poner fin al estrés laboral

resiliencia

Como has podido comprobar, tenemos a nuestra disposición muchas formas de poner fin al estrés laboral. Espero que, si te encuentras en esta difícil situación, estos artículos puedan servirte de ayuda.

Y, si consideras que necesitas asesoramiento profesional, ponte en contacto conmigo. Estaré encantado de ayudarte.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?