¿Cómo podemos afrontar el estrés laboral? (Parte II)6 minutos de lectura

como-afrontar-estres-laboral

Cómo vimos en el artículo anterior, el estrés laboral puede tener diferentes causas y consecuencias en cada uno de nosotros. Y, reconocerlas es el primer paso para poder hacerle frente de forma efectiva.

En este artículo y en el siguiente, vamos a ver más detalladamente cómo podemos acabar con el estrés en el trabajo planteando soluciones efectivas y fáciles de aplicar.

Pautas para prevenir y gestionar el estrés laboral

Gestiona tu tiempo de manera eficiente

gestion-del-tiempo

Una mala gestión del tiempo puede hacer que nuestro día se llene de prisas, agitación y descontrol.

Existen varias formas de planificar nuestras tareas diarias para trabajar de forma más relajada y eficiente.

  • Antes de empezar la jornada haz una lista de las tareas pendientes y ordénalas según su nivel de urgencia e importancia. Así sabrás a cuáles dar prioridad.
  • Emplea los ratos libres en adelantar tareas menos urgentes. Así evitarás que se te acumule el trabajo a largo plazo.
planificar-tareas
  • Utiliza una agenda para estar al tanto de todos los acontecimientos y obligaciones que tienes cada día.
  • Planifica tus días con antelación, no satures tus jornadas con demasiadas tareas y deja algún hueco para imprevistos.
  • Cuando programes la agenda, considera también otros aspectos importantes de tu vida fuera del ámbito laboral, como la familia. Ten en cuenta sus horarios para poder sincronizarlos con los tuyos y no dedicarles solamente el tiempo que te sobra.

Ordena tu lugar de trabajo

organizar-el-lugar-de-trabajo

Es importante cuidar el entorno de trabajo para poder trabajar de una manera más cómoda y agradable. Además, de esta forma, también mejoraremos nuestro rendimiento.

  • Mantén tu entorno limpio y en orden. Esto te transmitirá una mayor sensación de calma y control. Por el contrario, el desorden y la suciedad te generarán sensación de descontrol, favoreciendo la aparición del estrés laboral.
  • No esperes a que tu puesto de trabajo se convierta en un caos para volver a ordenarlo. Deja cada objeto en su sitio al tiempo que los vas usando para evitar pérdidas de tiempo.

Pide ayuda cuando lo necesites

estrés-en-el-trabajo

En ocasiones, en el trabajo nos cuesta pedir ayuda porque pensamos que molestaremos a nuestros compañeros o porque creemos que nos pueden ver como unos incompetentes.

Sin embargo, pedir ayuda, es una oportunidad para aprender de los conocimientos y de la experiencia de la gente que nos rodea.

  • Pide ayuda cuando te sientas desbordado, cuando las tareas sean demasiado difíciles o cuando estés aprendiendo a hacer tareas nuevas.
  • Cuando pidas ayuda: ten claro qué es exactamente lo que necesitas, explícate claramente y con respeto, y agradece siempre la ayuda recibida.
como pedir ayuda en el trabajo
  • No esperes recibir lo que no das. Así que, echa una mano a los demás cuando también lo necesiten. Apoyarnos mutuamente fortalece los vínculos con nuestros compañeros.
  • Acude a especialistas que puedan asesorarte. Si tu situación laboral te está afectando de manera importante y no sabes como gestionarla, también puedes pedir ayuda fuera del ámbito del trabajo.

Respeta el horario de trabajo

Trabajar durante jornadas excesivamente largas puede ser una gran fuente de estrés laboral, llegando a causar agotamiento mental y físico.

Además, nos impide dedicar parte de nuestro tiempo a otras áreas de nuestra vida, que pueden verse desgastadas y perjudicadas si no les prestamos atención.

estrés-laboral
  • Organiza tu trabajo diario adecuadamente, de manera que puedas terminarlo dentro de tu jornada laboral.
  • Si eres una persona que trabaja por su cuenta, es importante que definas tu horario. Marca una hora exacta de inicio y final. De lo contrario, puedes perder el control sobre tu tiempo y las jornadas se volverán infinitas e impredecibles.
  • En ciertas profesiones está bien visto dedicar todo el tiempo personal exclusivamente al trabajo: directivos, ejecutivos, etc. Si es tu caso, recuerda que lo importante no es la cantidad de horas que se pasan en el despacho, sino los resultados que se obtienen.

Crea una descripción de tu puesto

En las organizaciones, cada puesto de trabajo se compone de unas determinadas funciones, responsabilidades, condiciones, objetivos, etc.

Desconocer las características de nuestro puesto puede entorpecer nuestro trabajo y dar lugar a confusiones.

descripción-del-puesto-de-trabajo
  • Pregunta e infórmate sobre las características de tu puesto de trabajo. Esto te ayudará a comprender mejor lo que se espera de ti.
  • Crea una descripción de tu puesto de trabajo. Así, podrás planificar mejor tus tareas y tendrás una mayor sensación de control.

Marca los límites

Marcar límites es una manera de respetarse a uno mismo y, también, de evitar el estrés laboral. Si no lo hacemos, podemos terminar sobrecargados de trabajo de manera innecesaria o envueltos en situaciones de acoso laboral.

estrés-laboral
  • Ten claro cuales son las funciones y obligaciones de tu puesto de trabajo. Dales prioridad antes de aceptar o atender otras tareas que no te pertenecen.
  • Infórmate de cuales son tus derechos como trabajador y rechaza todas aquellas peticiones que sean abusivas o injustas.
  • No aceptes más trabajo del que puedas hacer de manera razonable.

Sigue aprendiendo

La falta de conocimientos o habilidades puede ser un motivo de estrés laboral. Sobre todo, cuando nos iniciamos en una profesión o cuando nos acaban de contratar para un nuevo puesto de trabajo.

  • Sigue aprendiendo. Adquirir nuevos conocimientos y habilidades te permitirá desenvolverte mejor en el trabajo y evitar el estrés laboral.
  • Aprende a tolerar el estrés mientras estás formándote. Cuando estamos aprendiendo es normal experimentar pequeñas dosis de estrés, ya que esto nos ayuda a esforzarnos para poder progresar.
formación-laboral
  • Forma a los empleados cuando empiecen en su nuevo puesto de trabajo. Así, se desenvolverán con seguridad. De lo contrario, estarán desorientados, aumentará su nivel de estrés y su rendimiento será menor.
  • Si pretendes desarrollar y potenciar tu empresa, mantén a tus empleados en continua formación. Además, esto aumentará su motivación y su satisfacción laboral porque podrán prosperar en sus carreras profesionales.

Evita las interrupciones

Las distracciones desvían nuestra atención y nos desconcentran, haciendo que nuestro trabajo sea lento y desorganizado. Y esto contribuye a aumentar el estrés laboral.

cómo-afrontar-el-estrés-laboral
  • Si tu trabajo te lo permite, silencia los avisos del teléfono y del correo electrónico. Dedica solo un tiempo determinado de tu jornada laboral a realizar llamadas y a contestar emails.
  • Si algún compañero te interrumpe mientras estás concentrado, hazle saber de manera educada que lo atenderás cuando termines la tarea que te ocupa.
  • Mantén tu entorno ordenado para no tener que perder el tiempo buscando los materiales o documentos que necesites para trabajar.

Es posible acabar con el estrés laboral

trabajo-en-equipo

En este artículo hemos visto algunas soluciones que están al alcance de todos nosotros para poner fin al estrés laboral. Pero existen muchas más. Si estás interesado, en el siguiente artículo puedes encontrarlas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?